Loli Rodríguez, una vida vinculada al Barça

Pionera del fútbol femenino de los años ochenta, ahora Loli Rodríguez anima al Barça CBS y al baloncesto femenino gracias a su hija

El 8 de febrero de 1977, entre las páginas de la Revista Barcelonista (RB), se podía leer una reseña, la cual buscaba mujeres para la práctica del fútbol, que decía así: “Resulta que hay crisis de chicas que quieran darle al balón. El Barcelona femenino precisa del concurso de alguna de estas Cruyffas que hay por ahí y que quieran practicar un poco de deporte cada domingo, que va muy bien para conservar la línea. Ánimo y llamen al 245 05 24, preguntando por Carmen, en horas de oficina”

El FC Barcelona femenino, bajo el nombre de Peña Femenina Barcelonista, ya inició seis años antes su historia (1971), sin embargo, bajo el tono menospreciante y machista que imperaba en aquella época, como la propia nota de la RB muestra, el “sueño” de muchas de las primeras futbolistas del Barcelona comenzaba así.

Uno de los casos es el de Loli Rodríguez Giménez (Barcelona, 15/03/65). Fue una de aquellas chicas que, como hacían referencia en aquellos años, se “identificaba más con los juegos que solían practicar los chicos”.

loli campos de tierra 576x1024 - Loli Rodríguez, una vida vinculada al Barça
periodico - Loli Rodríguez, una vida vinculada al Barça

Extracto de un periódico de la época aludiendo a la apuesta azulgrana por el fútbol femenino.

Incansable y deportista, se pasaba el día en la calle. Iba en bici, jugaba al fútbol con sus amigos y en Navidad pedía un balón y la elástica del FC Barcelona. Sin embargo, no fue en el año 1977, ni a través de aquel anuncio, cuando llegó a la Peña Femenina Barcelonista. Ni siquiera conocía aquellas palabras de RB.

Los inicios, la Peña Femenina Barcelonista

“Un día cuando iba con mi padre en coche, de camino a la playa, escuchamos un anuncio por la radio que decía que necesitaban féminas para equipos catalanes como el Barça, el Espanyol, la Gramanet… mi padre era muy culé y me propuso ir a hacer las pruebas”, explica Rodríguez. “Mi padre sabía que me apasionaba el fútbol y el Barça”, reconoce. Quizás, inconscientemente y alejado de la tónica y el desprecio de la época, la actitud de su padre le permitió vestir de azulgrana y crecer siendo ella misma.

Tiempos duros. Era 1980, con la llegada de la democracia, el futbol femenino se integró de forma definitiva en la Real Federación Española de Futbol (RFEF). De esta manera – por fín – el FC Barcelona ya pudo “acoger” al equipo femenino. “José Luís Núñez nos dejaba los vestuarios de al lado del primer equipo masculino, también nos dejaba el material, pero todavía no nos acababan de dar el nombre de Fútbol Club Barcelona”, recuerda la exjugadora culé. Las jugadoras ya pudieron llevar la camiseta azulgrana, el club les proporcionó material, e incluso, apoyo económico. Sin embargo, todavía no lucían el nombre de FC Barcelona ni su escudo.

Además, el conjunto femenino siempre fue la plantilla que por antonomasia – en el club que fuere, no solo el Barcelona – más ha sufrido siempre con los cambios de horarios o terrenos de juego. “Pasamos por diferentes instalaciones”, recuerda Rodríguez.

“Jugábamos en los campos de tierra donde en 1982 construyeron el Mini Estadi”, aquellos campos de fútbol de tierra y polvo fueron escenarios de los primeros encuentros de fútbol femenino para Loli. Allí donde ahora solo hay escombros del ya derrumbado Mini Estadi, mientras más cerca se amontonan turistas y habituales de los bolos en el Bowling Pedralbes, en la Avenida Dr. Marañón.

Tres años vistiendo de azulgrana

Loli Rodríguez pasó tres años (1980-1983) disfrutando del fútbol como azulgrana. Una situación especial debido a que toda la familia era culé, pero sobre todo, porque “fue un cambio bastante fuerte para mí. Tenía 15 años, pasé de jugar en la calle con amigos a un equipo femenino y sentir que habían más mujeres que amaban tanto el fútbol como yo”. Lo cierto es que, aunque se “sentía especial”, las primeras semanas no fueron nada fáciles para Rodríguez. Se trataba de alguien que había pasado de jugar en la calle con amigos a vestir la indumentaria azulgrana – también la mítica segunda vestimenta amarilla – junto a más mujeres con el mismo sueño que ella, “las primeras semanas fueron un poco duras, tenía que coger el ritmo de las veteranas con experiencia y yo nunca había entrenado en ningún equipo”, explica.

LOLI entrenamiento  - Loli Rodríguez, una vida vinculada al Barça

Loli Rodríguez Giménez, en el centro de la imagen, junto a dos compañeras, el día que realizó las pruebas de acceso a la Peña Femenina Barcelonista. 

“Cuando llegué, dio la casualidad que algunas veteranas tuvieron discrepancias con el club y dejaron el equipo, creando el Barcilona“, cuenta Loli. Eran tiempos muy difíciles – y aún lo son ahora – para aquellas que decidían emprender el camino de intentar disfrutar de la práctica del fútbol, “no cobrábamos, el fútbol era un hobby”, puntualiza. Para la mayoría se trataba de un gasto económico – sin incluir el gasto de tiempo que las alejaba de sus estudios, trabajos o familias – debido al dinero que suponía los continuos desplazamientos para entrenar o jugar. “En muchas ocasiones hacía autostop con alguna compañera para no gastar dinero en el bus, el metro o simplemente por no tener dinero”, recuerda como anécdota.

Como jugadora, Loli Rodríguez tenía todas las características de aquel fútbol – eso sí, masculino – de los ochenta, táctico y defensivo. “Era una jugadora sin miedo, fuerte y muy cómoda atrás”, se define Loli a sí misma. Se trataba de una de aquellas centrales que no olvidaban su marca ni a la marcha hacia vestuarios. “Me sentía muy cómoda en defensa, era de aquellas marcas que la delantera contraria nunca quiere tener de rival”, dice la ex central.

La primera competición oficial de fútbol femenino no llegó hasta 1983 con la Copa de la Reina, y hasta más tarde, exactamente la temporada 1988-1989, no se disputó la primera Liga, organizadas ambas por la RFEF. Aún así, la Peña Femenina Barcelonista – que más tarde, con la llegada de las competiciones oficiales, sería denominada Club Femenino Barcelona – disputó competiciones territoriales en Cataluña. “Estábamos en una liga catalana, jugando contra equipos como el Espanyol, la Gramanet, Molins de Rey, el Poblesec…”, rememora. No obstante apenas se encuentran datos sobre aquellos partidos entre muchas de las pioneras del fútbol femenino en el territorio catalán. “Incluso recuerdo un torneo que ganamos en Mallorca”, narra.

vs. espanyol - Loli Rodríguez, una vida vinculada al Barça

Fotografía de uno de los primeros “derbis catalanes” entre Barça y Espanyol.

Un adiós obligado

Tres años después de aquel anuncio dirección a la plaza, el sueño terminó. “Tuve que decidir dejar el fútbol porque tenía que trabajar”, relata Loli. “Lo necesitaba económicamente pero también necesitaba estudiar y cuidar de mi familia”, explica. Como sucede actualmente, en los años ochenta era muy complicado compaginar la vida familiar y laboral con el fútbol. Requería un esfuerzo económico y de tiempo, y si a él le sumabas la imposibilidad de combinar el trabajo y los entrenos, la dificultad era mayor. “El hecho de trabajar me impidió asistir a los entrenos y tuve que dejarlo”, concluye Rodríguez.

equipo 81 82 - Loli Rodríguez, una vida vinculada al Barça

Instantánea de equipo en la temporada 1981-1982, la segunda de Loli.

Desde entonces se centró en su trabajo y en su familia. “Rompí con todo. Con el trabajo deje de tener tiempo y sin móviles u ordenadores no había tanta información”, argumenta. Además, el hecho de trabajar los fin de semanas le imposibilitaba estar al tanto de los encuentros. “Alguna vez me encontré a compañeras paseando pero poco a poco perdí el contacto”, lamenta Loli. No volvió a saber nada más del club y sus compañeras durante años. Estudió auxiliar de clínica y puricultora. Trabajó en la maternidad y actualmente lo hace en el aeropuerto.

“No he tenido relación o contacto con el FC Barcelona pero a raíz del tweet viral de mi hija me he puesto en contacto con gente con la que compartí esa época”, detalla. Gracias a ello conoció la Agrupación Jugadores FCB, la entidad que une a exfutbolistas culés de todas las categorías. Y “quizá, bueno… seguro que me acerco cuando todo el confinamiento acabe”, explica la ex central azulgrana.

Nombres propios

Cuando se echa la mirada atrás para recordar de donde procede el actual FC Barcelona femenino, siempre surgen nombres propios que han estado ligados al club. Figuras clave en el crecimiento y la apuesta por el fútbol femenino dentro de la entidad. Quizás, Inmaculada Cabecerán es uno de los nombres más conocidos por su trabajo y compromiso dentro del Barça, sin embargo, Loli Rodríguez no pudo coincidir con ella. Tampoco lo hizo con el mítico ex guardameta, Antoni Ramallets, a quien siempre mencionan como uno de los primeros técnicos de la Peña Femenina Barcelonista. Pero Loli recuerda a muchas figuras culés importantes: Núria Llansà, Miguel Rodríguez Cruixent, Ani Mari Rosell, Ramón Llatche, Emy, Lobito o María Teresa Andreu.

“Nos entrenaba la mítica Llansà, se encargó del equipo durante bastante tiempo”, explica. La máxima responsable hasta 2002, cuando se convirtió en sección oficial del Club, ex jugadora y ex entrenadora culé. Más de treinta años de vinculo azulgrana. Pero Núria Llansà no fue la única, “también tuvimos a Miguel Rodríguez Cruixent, Ani Mari Rosell o Ramón Llatche”, entre algunos otros.

Por otra parte, tan característico del ADN Barça, Loli Rodríguez apenas destaca en el verde a ninguna jugadora por encima del juego colectivo. Define al grupo como “una piña” donde todas sumaban y aportaban. Aun así, a la memoria le vienen dos nombres, Emy, la delantera centro y goleadora, y Lobito, una habilidosa extrema zurda.

equipo 1 - Loli Rodríguez, una vida vinculada al Barça

Fotografía de la plantilla del Club Femenino Barcelona antes de la disputa de un encuentro.

Tampoco se entiende la historia reciente del club catalán sin otra figura que recuerda con cariño la ex central azulgrana: María Teresa Andreu. “Fue la presidenta durante aquella época y luego siguió vinculada con el fútbol femenino”, explica. La ex portera azulgrana fue una de las jugadoras que disputó aquel primer partido la Navidad de 1970 en el Camp Nou. Ex jugadora y directiva culé, también ex presidenta de las comisiones femeninas de la Federación Catalana de Fútbol (FCF) y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

No se entiende el crecimiento, no solo del Barcelona, del fútbol femenino español sin ella y, casualidades, “hace unos días tuve el placer de volver a contactar por teléfono con ella y me explicó cómo fue todo después de mi marcha”, comenta Rodríguez.

Otra vez el Barça

Cuarenta años después de que Loli comenzara su andadura como azulgrana, la situación del club es muy distinta a la que ella conoció. Aunque apenas siga la actualidad, le “enorgullece que ahora el fútbol femenino esté en auge, aunque todavía queda mucho por lo que luchar”. Y puntualiza “no solo en el fútbol, en todos los deportes femeninos”. Y es que Loli ahora vive mucho más otro deporte, el baloncesto femenino. ¿La culpable? Su hija, Ainhoa López Rodríguez.

“La llevaba a entrenar de pequeña y ahora viajo para ir a verla jugar”. Del terreno de juego, el barro y la tierra, en este caso, a la grada como aficionada y madre. “Ahora sigo todas las ligas femeninas de baloncesto que puedo”, explica. “Si mi hija hubiera jugado al fútbol supongo que hubiera mantenido más contacto con él, pero las circunstancias han hecho que viva más el baloncesto”, reconoce. 

Fútbol o baloncesto, Loli seguirá, ahora sí, más vinculada al FC Barcelona. Y es que durante el mes de mayo se hizo oficial el fichaje de Ainhoa López Rodríguez, su hija, por el Barça CBS para la próxima temporada.

Por razón del fichaje o no, Ainhoa López quiso echar la vista atrás y recordar que no era la primera Rodríguez en vestir la elástica azulgrana. Cuarenta años atrás, una jovencísima catalana ponía los primeros cimientos a una relación entre los Rodríguez y el Barça que seguirá sus capítulos la próxima temporada en el Palau Municipal d’Esports Juan Carlos Navarro, en Sant Feliu de Llobregat.

Si queréis seguir informados sobre toda la actualidad del FC Barcelona femenino, no olvides seguirnos también a través de Twitter e Instagram.. Recuerda, ADN La Masia es tu sitio de referencia.